¿Puede infectarse mi teléfono móvil?
¿Puede infectarse mi teléfono móvil?

¿PUEDE INFECTARSE MI TELÉFONO MÓVIL?

Apple y Google han desarrollado pequeños ecosistemas digitales realmente sólidos. Todavía es relativamente difícil sufrir cualquier tipo de infección en un equipo Android o iOS. A diferencia de un sobremesa o un portátil, donde se puede atrapar multitud de software malicioso simplemente por el hecho de estar conectado a internet, en los dispositivos móviles se requiere mayor astucia para infiltrarse.

El reciente ataque sobre Apple, dirigido a manifestantes de Occupy en Hong Kong, fue el resultado de una estrategia social muy inteligente y una buena lección sobre hábitos responsables de descarga de apps.

La aplicación infectada, increíblemente bien disimulada como una app útil, tenía como objetivo los manifestantes. Se descargaba a través de una fuente de terceros, probablemente desarrollada por el gobierno, no desde la App Store, donde la seguridad está garantizada. Al descargarla aparecía un troyano llamado Xsser, desatando el caos entre los usuarios.

De la misma forma, el malware Hummingbad, dirigido a los usuarios de Android, sólo atacaba teléfonos que habían descargado una app de terceros, no desde Google Play.

La lección, obviamente, es sospechar siempre de aplicaciones de terceros. La seguridad garantizada por Google y Apple como parte de una experiencia de uso sin fisuras, es siempre la mejor opción. Por ahora.

Especialmente la documentación más delicada, como firmas y contraseñas, datos bancarios y de tarjetas de crédito, o incluso tu DNI escaneado. En la era digital, podrías necesitar llevar cualquiera de esta información en tu móvil para poder seguir con tu vida diaria. Y cualquiera de estos elementos que pueden servir para identificarte, es el objetivo de cualquier hacker.

El malware se puede introducir en los dispositivos a través de conexiones por USB con ordenadores infectados, pero en la mayoría de los casos los ataques llegan en forma de aplicaciones peligrosas de orígenes desconocidos. El virus Gunpowder golpeó a usuarios de Android que habían descargado un emulador de juegos Nintendo desde una fuente ajena a Google Play. Se utilizó el mismo método con el troyano Ghost y Googlian. Mazar era un enlace en un correo electrónico. No salieron en las noticias internacionales, pero en los países donde actuaron fueron extraordinariamente efectivos. Los dispositivos se pueden "rootear" y se abren apps que generan beneficios a terceras partes, se recoge información personal y se pueden llevar a cabo procesos maliciosos.

Si para seguir con tu vida digital tienes que descargar apps que no están protegidas por las grandes corporaciones, entonces deberías ser inteligente e instalar software de protección móvil como AVAST PRO ANTIVIRUS, KASPERSKY INTERNET SECURITY o PANDA INTERNET SECURITY.

Todavía es complicado infectar dispositivos con iOS en equipos Apple en los que sólo se descargan apps desde la App Store oficial. Si sospechas que puedes haber sido infectado con algún tipo de malware, lo más efectivo es realizar una restauración completa:
1-Haz una copia de seguridad de toda tu información en la nube.
2-Devuelve tu dispositivo a la configuración de fábrica.
3-Importa tus archivos de nuevo.
Sin duda, es un rollo, pero las facturas inesperadas en tu tarjeta de crédito son mucho peores.

También puedes conectar tu dispositivo a un Mac y utilizar la opción "Resetear iPad/iPhone" en iTunes. Este procedimiento limpiará todos los programas de tu dispositivo y los reinstalará con copias limpias, eliminando así cualquier malware. Una visita rápida por un Genius Bar puede ayudarte a solucionar el problema si no consigues solucionarlo, ya que utilizan software específico para escanear tu dispositivo.

Si no quieres tomarte la molestia de hacer una copia de seguridad, limpiar el dispositivo y volver a cargar tu configuración previa, así es como puedes eliminar un virus de tu equipo Android:
1-Configura tu dispositivo en modo seguro, esto evitará que cualquier malware se ejecute mientras estás administrándolo.
2-Ve a ajustes y selecciona Apps. Asegúrate de haber descargado la pantalla.
3-Busca cualquier app sospechosa que no hayas descargado tú mismo.
4-Selecciona esa app y desinstálala.
5-Si la desinstalación deja tu pantalla en gris, no te preocupes, sólo se trata de una app maliciosa intentando actuar como administrador.
6-Sal del menú de Apps
7-Ve a Seguridad>Administradores del dispositivo y deselecciona la aplicación culpable.
8-Reinicia para salir del modo seguro.

Comparte esto con tus amigos y si han sido víctimas de ataques maliciosos en sus dispositivos móviles no tendrán de qué preocuparse.

Enviar un mensaje

* Código de tipo